6 señales de que su hígado está lleno de toxinas y engorda (y cómo solucionarlo)

Salud & Bienestar

Nuestro estilo de vida y hábitos alimentarios afectan nuestra salud, especialmente nuestro sistema digestivo. De hecho, es el primer alimento que se ve afectado por nuestras cantidades excesivas de sustancias nocivas (comida rápida, refrescos, alcohol), y suele ser mordido por el esófago y el hígado con vasos. Pero, ¿cuáles son los signos de daño hepático y qué acciones se pueden tomar? La descripcion.

La enfermedad del «hígado graso»

La enfermedad del «hígado graso», también conocida como enfermedad de los refrescos o esteatohepatitis no alcohólica, es una enfermedad que afecta cada vez a más personas. Es una inflamación del hígado asociada con inflamación y exceso de grasa, generalmente debido a una mala alimentación y al consumo excesivo de azúcar. En esta inflamación, la acumulación de grasa en el hígado se acompaña del mismo daño celular que la hepatitis alcohólica.
Por lo general, los primeros síntomas de esta enfermedad son fatiga, ictericia, edema o hemorragia gastrointestinal. Sin embargo, existen signos tempranos de que el hígado está lleno de toxinas y esta patología puede ocurrir. Estos signos incluyen:

  • Aumento de peso inexplicable

Cuando el cuerpo está enfermo, muchos órganos, incluido el hígado, se ralentizan. De hecho, estos últimos generalmente filtran las toxinas, las clasifican y luego las neutralizan antes de vaciarlas en el tracto digestivo. Sin embargo, cuando están sobrecargados, no puede funcionar de manera eficiente. Como resultado, las toxinas atrapan la grasa y provocan un aumento de peso porque no se eliminan adecuadamente.

Una de las tareas del hígado es controlar el metabolismo y cooperar con el sistema inmunológico para combatir las células y sustancias dañinas que amenazan al cuerpo. Sin embargo, cuando el hígado está saturado, ya no puede ayudar al sistema inmunológico a combatir los patógenos alérgicos.

Al ayudar al cuerpo a digerir la grasa y almacenar vitaminas, el hígado puede almacenar energía. Por lo tanto, una vez que ocurre una disfunción, todo nuestro cuerpo sufrirá y se volverá defectuoso, por lo que estamos constantemente cansados.

El hígado a menudo se enfrenta a una sobredosis de toxinas que son casi intratables. Por lo tanto, para ayudar a eliminar estas sustancias nocivas, el cuerpo trabajará más, lo que provocará sudoración excesiva.

Cuando las toxinas se acumulan en el cuerpo y el hígado, pueden causar enfermedades de la piel, incluido el acné. De hecho, el hígado corresponde a las glándulas grasas, que producen demasiado sebo, lo que puede provocar acné. Por lo tanto, la disminución de la función hepática debido a las toxinas conduce a una actividad excesiva de las glándulas grasas.

  • Problemas respiratorios

La insuficiencia hepática puede afectar a varios órganos. Por tanto, debido al exceso de toxinas y la hinchazón del hígado, es posible padecer enfermedades respiratorias como insuficiencia respiratoria.

¿Cómo curarlo?

Para curar la enfermedad del hígado graso y desintoxicar el hígado de forma natural, necesita:

  • Reduzca su consumo de azúcar.
  • Come una dieta balanceada.
  • Evite beber alcohol y refrescos.
  • Ejercicio regular.
  • Limite la ingesta de analgésicos y antiinflamatorios.
  • Aumente gradualmente un peso saludable.
  • Concéntrese en los antioxidantes y los alimentos que son buenos para el hígado, como el extracto de leche, la vitamina E, la alcachofa, el rábano negro y la cúrcuma.

También puede utilizar esta terapia de limón natural para desintoxicar el hígado:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de oliva ecológico
  • 1 cucharada de jugo de limón

Preparación:

Solo necesitas mezclar los ingredientes y beber esta bebida en ayunas todas las mañanas. Sin embargo, asegúrese de esperar unos minutos para desayunar después de beber la preparación. A medida que el hígado se desintoxica, pronto descubrirá que su salud ha mejorado. Esto se debe al contenido antioxidante del limón y el aceite de oliva y su efecto excretor en el cuerpo humano.

Tenga en cuenta que las personas con alergias a los cítricos, enfermedad renal, enfermedad de la vesícula biliar o úlceras de estómago no deben consumir limón.

Previous
Es una forma natural de limpiar tus ojos y mejorar la visión.
Next
Su ginecólogo no le hablará sobre la manzanilla para tratar sus partes íntimas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *