¿Cómo comer durante el embarazo?

Salud & Bienestar

Durante los nueve meses de embarazo, el cuerpo de la mujer necesita proporcionarle al bebé proteínas, grasas saludables, azúcar, vitaminas y minerales. En definitiva, todos los nutrientes y elementos son fundamentales para un buen desarrollo. Para poder brindar todo esto, las mujeres embarazadas deben llevar una dieta balanceada, ya que sus necesidades energéticas y nutricionales son mayores durante este tiempo.

Para promover el crecimiento normal del bebé, evitar la fatiga y la falta de energía y aumentar de peso después del parto, es necesario comer bien durante el embarazo. Dos, pero come el doble. El embarazo es una oportunidad para restaurar buenos hábitos alimenticios.

¿Cómo comer durante el embarazo?
La cantidad diaria recomendada varía en función del nivel de actividad física de la madre, pero suele estar entre 2000 kcal / dy 2200 kcal / d a mediados y mediados del primer trimestre. La composición de la pirámide debe ser: 15-20% de proteínas, 30% de grasas y 55% de carbohidratos. Cuando es inferior a 1600 kcal por día, el crecimiento del feto puede verse afectado.
Para satisfacer las necesidades nutricionales de ellas mismas y de sus bebés, las mujeres embarazadas deben comer con regularidad para evitar bajas calorías, comer otras 3 comidas y 2 a 3 refrigerios por día, y comer una variedad de alimentos (verduras y frutas, cereales, leche y sucedáneos y carnes).

Come frutas y verduras fuertes>
Estos alimentos deben incluirse en la dieta de las mujeres embarazadas ya que son ricos en nutrientes básicos como minerales y vitaminas. También son ricos en fibra.
Se recomienda que coma al menos una verdura de color verde oscuro (brócoli, espinaca, lechuga, guisantes) y una verdura naranja (zanahoria, calabaza, camote) todos los días. Cocerlos al vapor, hornearlos o freírlos en un poco de aceite de oliva para que conserven mejor su valor nutricional. En el caso de las frutas, deben consumirse intactas y no en los jugos que se venden en las tiendas. Estos contienen mucha azúcar.

Cereales diarios fuertes>
Los cereales son ricos en fibra, vitaminas y minerales, que aportan energía y ayudan a la digestión. Se recomienda que las mujeres embarazadas consuman 200 gramos de cereales integrales. Estos alimentos se pueden cambiar consumiéndolos como granos integrales, como arroz integral, avena, pan integral, pasta o arroz cocido.

Una pequeña cantidad de proteína fuerte>
Las mujeres embarazadas deben consumir 2 porciones de proteína al día. O 150 gramos de proteína animal (pescado, mariscos, aves o carnes magras) y 350 ml de frijoles cocidos o tofu, ½ taza de nueces y semillas sin cáscara y cuatro huevos. Estos alimentos son ricos en proteínas, hierro y grasas buenas. El pescado debe ser la primera opción, al menos dos veces por semana.

Aceite vegetal y una pequeña cantidad de mantequilla y margarina.
Para no aumentar de peso, algunas mujeres embarazadas deciden dejar de comer grasas. Sin embargo, estos son absolutamente esenciales para construir el sistema nervioso del bebé y producir membranas celulares. El feto necesita todo tipo de grasas sin excepción. Basta con dar un lugar a las grasas a base de ácidos grasos insaturados (incluido el famoso omega-3) y limitar el consumo de grasas a base de ácidos grasos saturados, como las que se encuentran en la mantequilla o los lácteos enteros.

Comidas que se deben evitar
Además de estar hechos de harina blanca, las galletas y pasteles generalmente contienen mucha grasa y azúcar. Las mujeres embarazadas no tienen por qué estar completamente sin ellos. Pueden comerlos, pero con moderación. Lo mismo ocurre con los embutidos con alto contenido de sal y grasa.

Previous
Una bebida natural que puede vaciar el colon y vaciar el estómago.
Next
La bebida que todos bebemos destruirá nuestros riñones

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *