¿Cuáles son los síntomas del parásito en nuestro cuerpo?

Salud & Bienestar

Hay muchos parásitos intestinales y diversas formas. Gusanos, frágiles Dientamoebas, Trichinella, tenias, anquilostomas o labios son parásitos que pueden vivir en el cuerpo poniendo huevos. Se alimentan de plaquetas rojas y comida personal. Estas plagas parecen aterradoras, pero en general no son peligrosas. Suelen ser molestos y pueden provocar síntomas incómodos.

Entre los gusanos más comunes en Francia, hemos encontrado que los oxiuros son pequeños gusanos redondos y blancos (entre 5 y 10 mm) que viven en el tracto digestivo. Estos gusanos son contagiosos y con mayor frecuencia infectan a los niños con erupciones anales con comezón. También se ha encontrado una tenia llamada tenia, que consiste en anillos que se desprenden con regularidad. Se estima que en Francia, cerca de 100.000 personas se infectan con la tenia cada año. Ciertamente, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente 3 mil millones de personas están infectadas con parásitos.

¿Cómo se produce la infección por parásitos intestinales?

La higiene es la clave para no contraer gusanos, sino para infectar a otros. Por lo tanto, cualquier persona que entre en contacto con heces humanas o animales contaminadas puede infectarse con los gusanos que contienen. La mala calidad de la carne cocida, especialmente la carne de cerdo utilizada para las tenias, el contacto cercano con las mascotas o la falta de limpieza son factores de contaminación.

¿Cuáles son los síntomas de los parásitos en nuestro cuerpo?

Hay 10 signos conocidos a nivel mundial para detectar su presencia:

  • 1. Hambre excesiva y reducción de peso

Los parásitos como los oxiuros o tenias pueden causar hambre y pérdida de peso porque estos parásitos absorben nutrientes del intestino, propagan toxinas y obligan al intestino a trabajar más duro que el tiempo.

La presencia de parásitos internos produce toxinas en el organismo. Este último consumirá más energía para eliminar este desperdicio, provocando fatiga, agotamiento y falta de energía.

Los parásitos pueden prevenir la liberación de desechos. Como resultado, comenzaron a aparecer dolor de estómago e hinchazón.

  • 4. Problemas estomacales crónicos

El parásito irrita o se adhiere a la pared abdominal, lo que hace que los intestinos se relajen.

Las hembras ponen huevos durante la noche y se concentran en la zona anal, provocando hormigueo y picazón en la zona anal. Esta incomodidad también puede provocar dificultad para dormir por la noche.

Cuando los parásitos ingresan a nuestro cuerpo y comienzan a extenderse, pueden causar problemas en la piel como: dermatitis, urticaria, sarpullido, eczema y piel seca. Estos problemas se deben a los desechos vertidos por estos parásitos en el cuerpo.

  • 7. Dolor en músculos y articulaciones.

La presencia de estos parásitos en el cuerpo puede causar inflamación de los tejidos humanos, como inflamación de músculos y articulaciones, que puede causar artritis, dolor de pecho, calambres musculares e hinchazón de manos y articulaciones. ‘abdomen. pie. Esta inflamación es causada por la respuesta del cuerpo a las toxinas liberadas por los parásitos.

Los desechos y venenos liberados por los parásitos en el cuerpo pueden causar nerviosismo y ansiedad, lo que resulta en tensión en la mandíbula y rechinar de dientes durante el sueño, lo que se denomina «frivolidad». Este síntoma suele afectar a los niños.

  • 9. Trastornos del estado de ánimo

Cuando estos patógenos afectan nuestros cuerpos, las toxinas que liberan pueden dañar neuronas y neurotransmisores. Por tanto, provocan nerviosismo y ansiedad.

  1. 10. Anemia

Los parásitos se alimentan principalmente de los glóbulos rojos del cuerpo humano y causan deficiencia de hierro, lo que conduce a la anemia. La deficiencia de hierro puede afectar el desarrollo y crecimiento de los niños.

Alimentación y nutrición contra los parásitos intestinales.

Los parásitos se alimentan de ciertos alimentos que conviene eliminar de nuestra dieta, como por ejemplo:

  • Carbohidratos y azúcares
  • Los productos lácteos
  • Granos refinados
  • Carnes poco cocidas

Los alimentos recomendados son:

  • Ajo crudo: Contiene alicina y disulfuro de dialilo, que son agentes antiparasitarios que limpian los intestinos.
  • Semillas de calabaza: estos son poderosos repelentes de insectos naturales que actúan contra insectos e insectos poderosos.
  • Papaya: fibra, fuente de enzimas antiparasitarias, contiene un alcaloide antihelmíntico llamado papaína, que tiene la capacidad de eliminar los parásitos intestinales.

También se recomienda ingerir alimentos ricos en fibra y beber mucha agua para activar los intestinos y así excretar las heces.

Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico.

Previous
6 advertencias de nuestro cuerpo ante un infarto
Next
Es una forma natural de limpiar tus ojos y mejorar la visión.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *