Si padece las 5 enfermedades anteriores, el ajo es perjudicial para su salud

Salud & Bienestar

El ajo se usa a menudo para mejorar el sabor de los platos y también tiene beneficios para la salud. Su principal compuesto, la alicina, le confiere propiedades antibacterianas, antivirales y antioxidantes. Sin embargo, está contraindicado para personas con determinadas enfermedades.

El ajo es rico en nutrientes esenciales que incluyen vitaminas B1, B6 y C, calcio, cobre y selenio. Su consumo regular ayuda a prevenir la aparición de determinadas enfermedades y fortalece el sistema inmunológico. Lo mejor es comerlo crudo, ya que al cocinarlo perderá muchas de sus propiedades medicinales.

Los beneficios del ajo

Mejor salud del corazón

El ajo mejora la circulación sanguínea, reduce el colesterol malo (LDL) y previene las enfermedades cardíacas. Retrasa la arteriosclerosis que puede provocar infartos de miocardio o infarto cerebral. Para mejorar la salud cardiovascular, se recomienda consumir uno o dos dientes de ajo en ayunas por la mañana. Para aprovechar al máximo sus virtudes, pelar y cortar el ajo durante 30 minutos antes de ingerirlo para favorecer la formación de compuestos azufrados (principios activos responsables del tratamiento). fuerte>

Un sistema inmunológico estimulado

El ajo es rico en vitamina C y B6 y minerales (selenio y manganeso), tiene efectos antioxidantes y antibacterianos, ayuda a estimular el sistema inmunológico, fortalece las defensas del organismo y combate las infecciones.

Tratamiento de alergia

Las propiedades antivirales y antiinflamatorias del ajo permiten al organismo resistir posibles alergias. También ayuda a aliviar la inflamación de las vías respiratorias causada por la rinitis alérgica. Las personas propensas a las alergias deben complementar el ajo diariamente durante la temporada de alergias (comiendo dientes o tomando cápsulas de extracto de ajo).

Algunas personas toman ajo en forma natural (forma natural o como extracto), pero si padecen ciertas enfermedades, aún necesitan limitar o incluso dejar de comer ajo, ya que puede estar relacionado con su condición, tratamiento o empeorar su condición. .

Contraindicaciones del ajo

Estos tabúes no se aplican a las personas que usan ajo para aromatizar, sino solo a quienes consumen ajo con regularidad como parte de los remedios naturales. fuerte>

La digestión

El ajo no siempre es fácil de digerir, por lo que las personas con inflamación del estómago, reflujo ácido, reflujo gástrico y úlceras deben limitar o incluso dejar de comer. Para no atacar la flora intestinal y las mucosas. Consulte a su médico antes de utilizar el ajo como remedio natural.

Coagulación sanguínea

Las personas con problemas de coagulación sanguínea y sangrado abundante deben evitar el uso de ajo en su dieta, ya que el ajo tiene un efecto anticoagulante real. Por lo tanto, este efecto puede empeorar su afección y provocar sangrado.

Para las personas que están a punto de someterse a una cirugía o que acaban de someterse a una cirugía, también deben evitar ingerir ajo, ya que la capacidad anticoagulante del ajo puede retrasar o incluso dificultar su recuperación.

Embarazo y lactancia

Para las mujeres embarazadas, el uso dietético de ajo no es un problema. Sin embargo, no se recomienda su tratamiento debido a su capacidad anticoagulante.

Para las recién nacidas y en período de lactancia, el consumo de ajo debe reducirse drásticamente, ya que su sabor se transmite a través de la leche materna, lo que puede incomodar a tu bebé. fuerte>

Interacción con los tratamientos

El ajo no debe interactuar con ciertos medicamentos, incluidos los medicamentos que se usan para tratar la enfermedad de la tiroides, la infección por VIH, la hiperplasia prostática y la diabetes. Las personas que reciben otros tratamientos también deben consultar a un médico para detectar posibles efectos secundarios.

Hipotensión

El ajo es un agente antihipertensivo natural, aunque es muy recomendable para aliviar la presión arterial alta, se recomienda limitar su consumo cuando la presión arterial es baja ya que puede reducir la presión arterial en un 10%. Por tanto, los pacientes con hipotensión deben proceder con precaución y evitar el uso de ajo para cualquier tipo de tratamiento.

Previous
Presta atención a los 7 síntomas del cáncer de riñón
Next
La erección matutina de un hombre es un «secreto» que toda mujer debe conocer

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *